Franco Fontana, el fotógrafo del color

Sin título-4

¿Podríamos decir que Franco Fontana fue el primer “instagramer” de la historia?

Franco Fontana es un fotógrafo italiano nacido en Módena en el año 1933, a el se le atribuye un estilo muy personal y propio de fotografía, y es ni mas ni menos que el color, quizás unos de los últimos grandes fotógrafos clásicos o primeros de los modernos pues su época esta dividida entre estos dos tiempos tan marcados del arte fotográfico. Aprovechó como nadie las nuevas tecnologías y técnicas de ese momento, priorizando para sus proyectos el uso de la diapositiva en color, la cámara réflex de paso universal con un solo objetivo seleccionando objetivos mayoritariamente telemétricos y en algún otro caso zooms.

Franco-Fontana, el-fotógrafo-del-color,

Desierto de Erfoud, 1992 – Basilicata, 1978 – Emilia, 1978

Franco Fontana comenzará siendo un aficionado que visitará en muchas ocasiones grupos y asociaciones fotográficas y estará dominado en cierto modo de ese ambiente que lógicamente en aquel tiempo era dominado por el blanco y negro y la fotografía compositiva mas clásica, pero él, reacio a seguir unas directrices tan marcadas desarrollará poco a poco un estilo propio y dominado por el color gracias a la aparición en aquellos años de la diapositiva en color Ektachrome que al no someterse a procesos antiguos de revelado, era mas sencilla a la hora de revelar y así poder tratar mejor los contrastes y la saturacion.

Franco-Fontana, el-fotógrafo-del-color,

Los Ángeles, 1991- Houston, 1985 – Emilia, 1973

Así pues, poco a poco Fontana se va atreviendo a instaurar y revolucionar su propio yo interior rompiendo con lo establecido en cuanto a composiciones, será en un viaje a Praga en 1967 donde esto mismo le aflorará con mayor potencia y precisión.

Sus obras se han desarrollado en muchos parajes, siendo lo mas conocido en él los paisajes de campos interminables, donde se movía cómodamente en sus capacidades compositivas de espacios negativos, lineas interminables, juegos geométricos y contrastes colorimétricos que tanta fama le han dado, en base a ello ha realizado grandes proyectos de la misma manera en fotografía arquitectónica y reportaje urbano, así como algo de desnudo, sus fotografías son determinantes, ligeras y bellas, fotografías saturadas y armónicas en color,  jugando con sombras, volúmenes, dibujos y espacios, aprovechando ansiosamente cualquier tipo de impureza visual existente en los medios urbanos, o simplemente transportándote a un instante zen gracias a sus horizontes azules desvanecidos… hoy en día podríamos decir que el estilo “instagramer” que tanto hypster se apropia fue descubierto, elaborado y trabajado mucho antes por este gran artista italiano, o por lo menos su forma y estilo conceptual de la composición.

Franco-Fontana, el-fotógrafo-del-color,

Londres, 1955 – Zurich, 1981 – Frankfurt, 1982

Raro es que en una escuela no se enseñe su obra fotográfica cuando se habla del color y de la composición, hoy en día Franco Fontana cuenta con 72 años y nos deja un legado fotográfico desenfadado y abstracto que tanto disfrutamos. Franco Fontana, el fotógrafo del color.

Franco-Fontana, el-fotógrafo-del-color,

Mediterráneo, 1988 – Emilia, 1982 – Mar Ligur, 2005

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *